Tarta tren de cumpleaños, paso a paso

0
825

Es el momento mágico, cuando nuestros hijos cumplen años. En nuestro caso decidimos hacer algo distinto y preparar una tarta especial para el cumpleaños de nuestro pequeño. Aunque sencillo y sin complicaciones, el resultado es vistoso y además le ha encantado.

Para esta ocasión, escogimos ingredientes ya preparados, lo que minimizaba el tiempo de trabajo y permitía centrarse en la composición de la tarta. Nuestra hija mayor disfrutó colaborando en la preparación del tren para su hermano pequeño.

Hicieron falta los siguientes elementos:

– 2 Bizcochos, para la locomotora y el vagón. Pueden ser tipo Mildred, con chocolate o sin chocolate, como os guste.

– 1 paquete de Filipinos o similar, para las ruedas del tren. Calcular que tendrá 10 ruedas el vagón, por 6 u 8 la locomotora.

– 1 paquete de Mikado o similar, para fijar las ruedas y para decorar el vagón.

– 1 paquete de canutillos para hacer de chimenea. En realidad sólo hace falta 1 canutillo.

– Chucherías variadas para simular los ojos, la nariz o la boca del tren. Chupachups para añadir en el vagón, etc.

– 6 regalices para simular unas vías.

– Algodón de azucar para hacer de humo.

La preparación es muy sencilla, y el resultado dependerá de vuestra creatividad. En primer lugar, se coge uno de los bizcochos y se corta un tercio, para situarlo justo encima para dar forma a la locomotora. Situamos la locomotora y el vagón (el otro bizcocho completo) en la base donde vamos a trabajarlo.

Seguidamente vamos a poner las ruedas, utilizando los Filipinos con Mikado. Cortamos a la mitad los palitos y los clavamos en el bizcocho a través de la rueda (el Filipino). De esta forma sencilla montamos todas las ruedas del tren. Debajo de las ruedas o justo al lado, ponemos los regalices para que parezca que el tren va sobre ellos.

Toca el momento de detallar el tren, utilizando las chucherías para fijar los ojos, las orejas, la nariz, y los topes de la parte delantera. Nosotros utilizamos Mikado para decorar, además de chupachups y otros chuches.

Finalmente en la locomotora fijaremos la chimenea de canutillo, y justo antes de presentarla ponemos el algodón de azucar saliendo de la chimenea. Utilizamos un par de Mikados para unir la locomotora con el vagón.

Sencillo, no? El resultado lo podéis ver en la siguiente imagen, pero lo mejor es ver como disfrutan los enanos.

Como consejos adicionales decir que para fijar mejor todos los elementos es útil utilizar palillos. También es importante poner el humo de algodón de azucar en el último momento porque dará mejor resultado. Facil, no?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here